Formación

 

 

Vivir Seguros pensando en el futuro

 

 

Podemos entender la calidad de vida como la diferencia entre lo que deseamos y lo que tenemos, entre lo que creemos ser y lo que somos. Esto es lo que nos hace sentirnos satisfechos o insatisfechos, lo que nos permite dormir plácidamente por la noche, o lo que nos mantiene desasosegados sin poder pegar un ojo.Centrándonos exclusivamente en el terreno económico, el no llegar a fin de mes es quizás el mayor problema que sufren la mayoría de las personas y las familias. En la crisis actual este problema se ha incrementado, aunque ya nos pasaba antes. En otros casos es el no disponer de recursos económicos para hacer lo que nos gustaría hacer lo que nos hace infelices. O el pensar que quizás mañana nos podamos encontrar en situación similar. Se trata en definitiva del equilibrio entre lo que se ingresa y lo que se gasta más el miedo al mañana por no saber qué pasará en el futuro y no poder controlarlo.

 

Si somos capaces de controlar nuestro gasto, si somos capaces de incrementar nuestros ingresos, y en definitiva, si somos capaces de incrementar nuestros ahorros nos sentiremos más seguros y podremos disfrutar de una mejor calidad de vida. No nos preocupará tanto el futuro porque nos habremos preparado para recibirlo. Necesitamos sentirnos seguros y para ello es imprescindible disponer de un respaldo económico propio.

 

 

 

¿Podemos hacer algo?

 

La inmensa mayoría de los españoles trabajamos para cobrar la paga mensual. Dependemos de nuestra nómina mensual para vivir. Y cada mes nos crecen los gastos y los sueldos parece que se encogen. Creemos imposible que podamos romper ese círculo y muchos solo ven la solución en la fortuna: La lotería, las quinielas, la bonoloto o que suceda un milagro. Creer que existen soluciones rápidas para crear riqueza o saldar las deudas es no querer entender cómo son las cosas. No existen las soluciones milagrosas.

 

Pero existen formas para salir del círculo vicioso en el que nos encontramos. Se necesita disponer de un poco de información, desear salir del círculo vicioso que nos estrangula y poner en marcha un Plan que nos ayudará a lograr los objetivos deseados: controlar nuestros gastos, ahorrar y crear un patrimonio que nos hará sentir seguros y disfrutar de una mejor calidad de vida.

 

Si queremos mejorar nuestra calidad de vida, si queremos crear y hacer crecer un patrimonio que nos haga sentir seguros, si queremos mirar al futuro con tranquilidad, no queda más remedio que empezar por el principio. Y el primer principio es que todo depende de ti y solo de ti. Lo que tú no hagas por ti no lo hará nadie. Así que se trata de ahorrar, se trata de aprender y de dedicar un mínimo de tiempo, es decir, se trata de que tienes que empezar a ahorrar, se trata de que tienes que aprender dónde poner tu dinero y se trata de que dediques un poco de tu tiempo para que todo sea posible. Bueno, algo de ayuda podrás tener también, pero las ayudas no te sustituyen.